Para el pensamiento estratégico solo existe el trabajo inteligente, es decir aquel que emerge de procesos mentales distinguidos, y no de la energía física o el aporte común que puede hacer cualquiera.

La Estrategia es un sistema de gobierno que se fundamenta en el “arte” de dirigir. El “artista” siempre crea obras únicas, y esto no se puede conseguir sin inversión de esfuerzos en los procesos mentales: reflexión, interpretación, inferencia, deducción, visión, etc.

El “trabajo duro” tiene un pedestal en la cultura moderna que nunca se explica bien. En realidad, todas las personas que deseen alcanzar un objetivo valioso deben trabajar arduamente para conseguirlo. Si a esto se refiere el “trabajo duro”, la clasificación es correcta. Pero cuando el término hace referencia a la inversión “en bruto” de fuerza, tiempo y energía, es un completo despropósito.

Escrito por: Carlos Nava Condarco

Link Original: https://www.emprendices.co/trabajo-inteligente-vs-trabajo-duro-que-dice-la-estrategia/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *